Tipos de cargadores para teléfonos móviles, ¿cuál te viene mejor?


A nadie le gusta quedarse sin batería en mitad de la jornada, más aún si está de viaje o en un evento importante. Por eso, el cargador se encuentra entre esos obsequios que siempre acompañan en el bolso, junto al teléfono inteligente.

Siendo por ello sensible a las pérdidas o a que se estropee, por un almacenamiento inadecuado, no es raro que, en toda la vida útil de un teléfono, haya que adquirir, al menos, un cargador de sustitución. Y es aquí donde pueden venir los problemas.

El consumidor medio suele caer en la tentación de hacerse con un cargador falso cuando ve su bajo precio. Sin embargos, las diferencias no tienen que ver solo con este, sino con la calidad. Los originales está sometidos a estrictos estándares de calidad con los que se pretende asegurar la calidad del comprador.

En el caso del cargador del iPhone 6 y otros artículos de Apple, un 99% de los que son falsos representan un peligro para la salud. Así lo recogieron unas pruebas de la organización National Trading Standards, que se encarga de velar por la seguridad de los consumidores en el Reino Unido.

No está en riesgo solo la durabilidad del dispositivo, que funcione correctamente. También la integridad del usuario porque, al fin y al cabo, hablamos de algo que va conectado a la corriente eléctrica. Por lo tanto, si necesitas un cargador puedes comprarlo aquí.

¿Carga rápida o carga normal?

Hay cargadores más rápidos que otros porque esto viene determinado por los miliamperios o mA. El cargador de 2A es más rápido que el de 1A, y la diferencia en el tiempo de carga puede ser de más de media hora.

De todas formas, no todo está en el cargador. El teléfono debe estar bien adaptado a esta tecnología para sacar todo el partido a la carga rápida, así que no tiene mucho sentido comprar un dispositivo 2A si el móvil ya es antiguo.

En otros casos, la solución a un carga lenta que se considera lenta no está ni en el cargador ni en el teléfono, sino en la batería. Con el tiempo se van desgastando.

¿USB o corriente?

El cargador de USB es portátil, en el sentido amplio de la palabra. No necesita de estar conectado a corriente para cargar el móvil, como ventaja más evidente.

Pero, cómo no, también lleva contras asociados. La carga suele ser más lenta y menos eficiente que un cargador tradicional, lo que implica que el teléfono se calienta más y que se puedan producir daños leves. Su uso debería ser, por lo tanto, puntual.

Compartir en Google Plus

Acerca de Joel Amaya

Ceo y fundador en Tecno Ninja, emprendedor desde muchos años, incursionando ahora en los medios de comunicación masivos por Internet, con muchas ganas de facilitar la vida a las personas con la mejor información.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios