BlackBerry quiere obligar por ley, el desarrollo de apps para su sistema operativo

BlackBerry


Los usuarios de BlackBerry ya se han acostumbrado a tener menos aplicaciones disponibles que los de Android o iOS. El CEO de BlackBerry, John Chen, cree que eso no es justo. Afirma que la situación es tan discriminatoria, que se necesita una ley para forzar a los desarrolladores a hacer aplicaciones para BlackBerry, cada vez que hagan unas destinadas a Android o iOS.

En un mensaje en el blog de BlackBerry, adaptado de una carta enviada por John Chen a varios miembros del Congreso norteamericano, se dice que “todos los clientes con conexión a Internet deben tener acceso a cualquier aplicación o contenido que deseen, y los distribuidores de aplicaciones/contenidos deben prohibir discriminar en función del sistema operativo “.

Esta iniciativa crearía grandes problemas a los programadores. En primer lugar todos los costes asociados con la exportación de una aplicación al sistema operativo BlackBerry. Aunque pueda parecer un círculo vicioso: hacemos más aplicaciones, tenemos más usuarios de terminales, hacemos aún más aplicaciones para ellos, la inversión no es segura.

Varios desarrolladores ya han descubierto que el sistema operativo de BlackBerry no permite la misma flexibilidad que las otras plataformas a la hora de entrar: no soporta compras in-app y sólo se pueden pagar las aplicaciones cuando se descargan. Encima, muchas pantallas de los teléfonos BlackBerry son cuadradas (Q5, Q10, Passport), lo que necesita un rediseño del flujo de la funcionalidad. Por ello, aunque BlackBerry tiene una herramienta que permite llevar aplicaciones de Android, no es nada eficaz debido a los cambios que se deben hacer.

Un buen modelo para seguir es Microsoft, que ayuda a los desarrolladores de Windows Phone con financiación para sus proyectos. Además, si BlackBerry tuviera en cuenta los problemas con la portabilidad y permitieran más funcionalidades en su sistema operativo, ciertamente más desarrolladores optarían por hacer que sus aplicaciones estuvieran disponibles para sus terminales. Y por último pero no menos importante, Blackberry necesita terminales que los usuarios realmente deseen y así pedirá el mercado que haya más aplicaciones disponibles.

La situación encontrada en este caso es la que podemos ver hace años en los ordenadores: estamos acostumbrados a depender del sistema operativo: muchos programas de Mac no están disponibles para Windows o Linux, y viceversa. Si obligamos los desarrolladores crear aplicaciones para todos los sistemas operativos, el golpe más duro será recibido por las start-ups y los programadores independientes. Esta acción podría destrozar el espíritu empresarial y competitivo que ha hecho que el mundo de las aplicaciones haya avanzado con un ritmo rápido hasta ahora.

Compartir en Google Plus

Acerca de Joel Amaya

Ceo y fundador en Tecno Ninja, emprendedor desde muchos años, incursionando ahora en los medios de comunicación masivos por Internet, con muchas ganas de facilitar la vida a las personas con la mejor información.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios